Opciones de prevención del VIH y las ETS

Si contraes una ETS, es más probable que te contagies con el VIH que alguien que no tiene ETS. Esto se debe a que los mismos comportamientos y circunstancias que pueden ponerte en riesgo de contraer una ETS también pueden ponerte en un mayor riesgo de contraer el VIH. Además, tener una llaga o herida en la piel a causa de una enfermedad de transmisión sexual puede permitir que el VIH entre más fácilmente en tu cuerpo.

¿CUÁL ES LA MEJOR MANERA DE EVITAR LAS ETS?

A continuación, te indicamos cómo evitar contagiarte o contraer una ETS:

  • Hazte la prueba: Muchas ETS no tienen síntomas, pero aun así pueden causar problemas de salud. Habla con tu proveedor de atención de la salud y encuentra un lugar donde realizarte un examen de detección de ETS.
  • Ten menos parejas: Acepta tener sexo sólo con una persona que acepte tener sexo sólo contigo. Asegúrate de que ambos se realicen exámenes para estar seguros de que ninguno de los dos tiene una ETS. Ésta es una de las formas más confiables de evitar las ETS.
  • Habla con tu pareja: sobre las ETS y cómo mantenerse seguros antes de tener relaciones sexuales. Puede ser incómodo comenzar la conversación, pero proteger tu salud es tu responsabilidad.
  • Usa condones: Usar condones correctamente cada vez que tienes relaciones sexuales puede ayudarte a evitar las enfermedades de transmisión sexual. Los condones disminuyen el riesgo de infección para todas las ETS. Aún puedes contraer ciertas enfermedades de transmisión sexual, como el herpes o el VPH, por el contacto con la piel de su pareja, incluso usando condón.
  • Vacúnate: El VPH es la ETS más común y puede prevenirse con una vacuna. La vacuna contra el VPH es segura, eficaz y puede ayudarte a evitar problemas de salud relacionados con el VPH, como las verrugas genitales y algunos tipos de cáncer.
  • Practica la abstinencia: La manera más segura de evitar las ETS es no teniendo relaciones sexuales. Esto significa no tener sexo vaginal, oral o anal.
¿QUÉ SUCEDE SI EL RESULTADO DE TU EXAMEN DE DETECCIÓN DE ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL DA POSITIVO?

¡Contagiarse de una ETS no es tan grave! Muchas ETS son curables y todas son tratables. Si tú o tu pareja están infectados con una ETS que se puede curar, ambos deben comenzar el tratamiento inmediatamente para evitar volver a infectarse.

¿QUÉ DEBO SABER SOBRE LA PREVENCIÓN DEL VIH?

Hoy en día, hay más herramientas disponibles que nunca para prevenir el VIH. Puedes usar estrategias como la abstinencia (no tener relaciones sexuales), limitar el número de parejas sexuales, nunca compartir agujas y usar condones de la manera correcta cada vez que tengas relaciones sexuales. También puedes aprovechar los medicamentos más nuevos para la prevención del VIH, como la profilaxis previa a la exposición (PrEP) y la profilaxis posterior a la exposición (PEP).

Si vives con el VIH, hay muchas medidas que puedes tomar para evitar contagiar a otros. Lo más importante es tomar los medicamentos para tratar el VIH (llamados terapia antirretroviral o TARV) de la manera correcta, todos los días. Pueden mantenerte sano durante muchos años y reducir en gran medida tu riesgo de transmitir el VIH a tus parejas.